Nápoles, Sorrento y Costa Amalfitana

 

 

Nápoles es la antesala de nuestro viaje a Sorrento y la Costa Amalfitana, una ciudad que no te cansas de visitar una y otra vez. Su belleza caótica constrasta con los atractivos que ofrece la península de Sorrento y las preciosas villas que se descuelgan por las laderas, casi hasta besar el mar, en la Costa Amalfitana.


Nápoles es la puerta de entrada más conveniente a Italia si nuestro objetivo es recorrer Sorrento y la Costa Amalfitana, además de ser un destino que no te cansas de visitar, aunque ya lo conozcas. Nápoles también es la capital de La Campania, la ciudad que mayor población tiene del sur de Italia y la reina del caos. Ese mismo caos que desagrada a algunos y enloquece (en el buen sentido) a otros. Una ciudad donde los tenderos vocean su mercancía, donde a pie de calle puedes comprar fruta o pescado, donde tomar un café aunque estés sin blanca o donde el poeta Virgilio escondió un huevo para que la protegiera de cualquier fatalidad. También es ese lugar que enamoró y exacerbó el habitual deseo español de conquista allá por el siglo XV y XVI, llegando a anexionarlo como colonia y virreinato. La mejor muestra de esa floreciente época es el Quarteri Spagnoli (Barrio Español) donde, además de disfrutar de imponentes edificios, es un placer comprobar la agitada vida comercial de vía Toledo. La nostalgia y ese aire decadente napolitano envuelve también el casco histórico (reconocido como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco), incluso supera a la opulencia que muestran en su impresionante factura el Duomo, la basílica de San Francesco di Paola, el monasterio de Santa Chiara o el Palazzo Reale.

Puedes continuar leyendo sobre Nápoles y Sorrento en https://goo.gl/LRnDe7

O bien ir directamente al artículo de la Costa Amalfitana en https://goo.gl/B5RH9L

Comentarios

Entradas populares