De Sfax a Tozeur (Túnez)





El mar Mediterráneo se convierte en una delgada línea azul mientras me alejo hacia el interior. La vegetación va cambiando poco a poco, la temperatura comienza a subir y el aire se siente más pesado. Sfax ha sido la última ciudad donde me he apeado a comer y, ahora, de repente, estoy rodeada de pliegues montañosos y valles profundos.


Aunque en un primer momento parezca que soy la única persona sobre la faz de la Tierra, no es cierto. Al aminorar la velocidad puedo ver señales de civilización en el área de Matmata. Los bereberes han construido viviendas trogloditas ahuecando las colinas para protegerse de las altas temperaturas. Junto a la carretera solo son perceptibles algunas de sus portezuelas por aquí y por allá.


Puedes continuar leyendo este artículo en https://goo.gl/lbEny5

Comentarios

Entradas populares